Gagaku

por: International Society for Educational Information Inc.

Origen e Historia

Bajo la denominación de "Gagaku", cuyo significado literal es "música elegante", se designa en general a toda la música japonesa antigua. Dicho término incluye el canto y la danza clásicos, así como también la música instrumental. Cuando la música es acompañada de danza adopta el nombre particular de "bugaku", y cuando es ejecutada sin acompañamiento, se la denomina "kangen" (literalmente viento y cuerda), cuyo significado real es de orquesta de instrumentos de viento, de cuerda y de percusión. El "bugaku" es diferente tanto en su música como en sus danzas, de los teatros "Noh" y "Kabuki", que se desarrollaron posteriormente.

El "gagaku", según su procedencia, responde a tres clasificaciones:

  • Música y danzas antiguas de exclusivo origen japonés..
  • Composiciones procedentes de diversos lugares de Asia.
  • Obras japonesas inspiradas en estilos extranjeros.

La mayoría de las obras de la primera categoría incluyen una canción, por lo que se las denomina "utamono" o vocales. Las pertenecientes a la segunda categoría son consideradas como las de mayor importancia desde el punto de vista artístico, y las más ricas en variedad y belleza. Tanto la música como las danzas antiguas de origen extranjero han sido, a través del tiempo, adaptadas a la sensibilidad del pueblo, y como resultado, actualmente el "gagaku" es una auténtica manifestación del arte clásico japonés.

Sus orígenes se sitúan entre los siglos VII y IX, en que China, que había importado la música de diversos países (como India, Indochina, Persia, Corea y Manchuria) para entretenimiento de la corte, constituía, bajo la dinastía T´ang, el centro cultural de Asia. Esta misma música fue introducida en Japón en el siglo VIII.

Su importancia pareció haber disminuido en el continente con la caída de la dinastía T´ang, mientras que en Japón fue adquiriendo un mayor desarrollo, especialmente durante el período Heian (siglos IX-XI), entre los miembros de la familia imperial, la nobleza y otros círculos superiores de la sociedad. Se ejecutaba esta música en los banquetes de la corte y durante los ritos sagrados de los santuarios y templos.

La popularidad del "gagaku" declinó con el cambio del poder de la nobleza a la clase guerrera a mediados del siglo XII, pero continuó siendo ejecutado en las ceremonias de la corte imperial de Kyoto, que en esa época era la capital de Japón, y en los templos y santuarios cercanos. Los intérpretes de esta música quedaron recluidos hasta finales del siglo XI, en que tras el restablecimiento del prestigio de la corte, fueron llevados junto con el resto de la corte del Emperador al Palacio Imperial del Emperador Meiji, en Tokyo.

En la actualidad, el "gagaku" es interpretado, aunque en contadas ocasiones, por el Departamento de Música de la Casa Imperial, además de conservarse su tradición en algunos santuarios y templos (especialmente en los santuarios de Ise, Kasuga, Atsuta, Itsukushima y el templo Tennoji).

La música "Gagaku" y sus músicos

Cada composición musical de "gagaku" es, en esencia, una melodía cuya interpretación es ejecutada por varios instrumentos simultáneamente. Esta melodía, sobre la que converge todo el conjunto, incluyendo los instrumentos de percusión, constituye el foco principal de concentración estética. Ejecutado de memoria, más bien que por música escrita, los intérpretes crean un ritmo fluido y a la vez altamente sincronizado, y las numerosas voces, cantando al unísono, son expresión de la música asiática de conjunto.

Un cambio del "tempo", que generalmente es lento, se define por un cambio en el número de golpes de cada acento más que por el cambio de cadencia como sucede en la música occidental. Por ejemplo, un "tempo" lento consistente en ocho golpes para cada acento fuerte, y un "tempo" ligero de cuatro golpes para el mismo acento pueden muy bien sonar sin diferenciación.

De acuerdo con este tipo de diferencias de "tempo", una composición modelo de "gagaku" comienza con un "tempo" indefinido, libre, denominado "jo" o preludio, y gradualmente se desarrolla en un "tempo" de mayor estabilización, llamado "ha" o de desarrollo; por último, hacia el final de la ejecución, el "tempo" se torna ligeramente más rápido y se le denomina "kyu" o acelerado.

En la música "gagaku" se usan seis escalas diatónicas, cuyos nombres son: "ichikotsu", con tónica re; "sojo", con tónica sol; "taishiki", con tónica mi; "hyojo", también con tónica mi; "oshiki", con tónica la; y "banshiki", con tónica si. Las tres primeras forman la escala "ryosen", cuya ordenación tonal es la siguiente:

Las tres últimas componen la escala "ritsusen", cuya ordenación de tonos es:

Aunque el sonido del conjunto es rico por su variedad instrumental y los vestidos de danzas son de espléndida hechura, el rasgo más importante de la danza y música "gagaku" es la majestuosa calidad (o virtud) que fluye de las mismas. Una cierta serenidad y calma de espíritu se ponen de manifiesto en los continuos movimientos de los bailarines y en la suave y sostenida línea melódica de los instrumentos de viento. Estos atributos provienen de la seguridad personal de los músicos, adquirida a través de un largo tiempo de disciplina y práctica, y del orgullo por su antigua e ininterrumpida tradición.

Los músicos del Departamento de Música de la Casa Imperial son, en su mayor parte, descendientes directos de los antiguos maestros cuyas familias han transmitido de generación en generación estas singulares manifestaciones de arte tradicional. Generalmente ingresan como miembros del Departamento de Música a la edad de doce o trece años. Allí siguen durante varios años los cursos necesarios tanto en música occidental como japonesa, y finalmente son nombrados músicos regulares de la corte. Muchos de ellos resultan consumados artistas en la música y los instrumentos occidentales.

Aunque algunos de los principios estéticos en que está basado el "gagaku" son marcadamente distintos de los de la música occidental, existen ciertas características fundamentales comunes a ambas músicas, como por ejemplo, la forma de concluir. Asi, el "Etenraku", la mejor obra conocida de entre los treinta y tantos "Kengen" existentes, ha sido instrumentado para orquesta sinfónica moderna. En vista de tal dualidad, no es extraño que el "gagaku" haya resultado una fuente notable de inspiración para no pocos compositores japoneses contemporáneos cuyas obras poseen características tan avanzadas como la escala de doce tonos.

Instrumentos y orquesta

Los principales instrumentos utilizados en la ejecución del "gagaku" son:

Instrumentos de viento

Los instrumentos de vientos hechos totalmente de bambú ejecutan la melodía principal y constituyen la parte más importante del conjunto. El más destacado de estos es el "hichiriki", una especie de oboe primitivo con nueve agujeros y una lengüeta doble algo más larga que la de este último instrumento. El "ryuteki" es una flauta horizontal de siete agujeros y posee mayor amplitud que el "hichiriki", y a menudo se usa para ejecutar una variación de tono y ritmo en el tema principal. Parecido al "ryuteki", pero algo más corto, es el "komabue" o flauta coreana, que posee seis agujeros, y se utiliza principalmente en la ejecución de "gagaku" de procedencia coreana. El "sho" es un pequeño órgano de boca compuesto por dieciséis flautas de bambú. Con él, el músico reduce la melodía principal a una forma simple y le añade sus ricas armonías de cinco y seis tonos.

Instrumentos de cuerda

Dos son los instrumentos de cuerda empleados en el "gagaku": el "biwa", una especie de laúd con cuatro cuerdas, y el "koto", un largo instrumento semejante a una cítara, con trece cuerdas. Ambos se usan para ejecutar una versión abstracta de la melodía. Mientras el "koto" proporciona cortos y repetidos moldes melódicos, el "biwa" suena en una combinación de armonía de cuatro notas y tonos únicos. Generalmente no se emplean los instrumentos de cuerda cuando la ejecución es acompañada de danzas.

Instrumentos de percusión

Los instrumentos de percusión particularizan los puntos fuertes y débiles de cada frase melódica y estabilizan el ritmo. El "taiko", un gran tambor colgante, destaca el acento principal de cada frase, en tanto que el "kakko", un pequeño tambor atirantado, y el "shoko", un pequeño gong de bronce, completan los moldes rítmicos. El "kakko", ejecutado por el director del conjunto, determina los cambios de "tempo" y señala la conclusión de la composición. El "san-no-tsuzumi", una especie de tambor de uso lateral, se emplea en las interpretaciones de "gagaku" de origen coreano.

A menudo se usan dos o más instrumentos del mismo tipo y todas ejecutan la misma parte. Esto da como resultado una gran amplificación de los distintos sectores instrumentales. El número de éstos se halla limitado a ocho, al que se agrega, a veces, la parte vocal, como en el caso del "utamono". Además, los diversos sectores instrumentales no interpretan exactamente la misma parte, con lo cual se logra que las contribuciones tonales de cada uno de ellos sean siempre perceptibles en el efecto total del conjunto.

Ejecución del "Bugaku"

El estilo de danza del "bugaku" es completamente diferente a los de las demás danzas japonesas, ya que sus elementos dramáticos tienen mucha más importancia que en estilos de danza pura. Existen danzas con elementos programáticos definidos, pero en la ejecución, estos últimos quedan generalizados, por lo que resulta poco menos que imposible la comprensión de la obra juzgada solamente a través de la danza.

En contraste con otros estilos de danza japonesa, el "bugaku" pone de relieve una marcada simetría no solamente en la frecuente intervención de parejas de bailarines, sino también en los movimientos básicos de las danzas individuales.

El "bugaku" se ejecutaba tradicionalmente en un escenario al aire libre en el patio de alguna residencia, santuario o templo. El propio escenario interno del Departamento de Música de la Casa Imperial de Tokyo proporciona un efecto de ambientación externa mediante la utilización de una extensa claraboya y de una capa de grava alrededor de la base de la plataforma escénica.

Esta última tiene un superficie de poco más de 23 pies cuadrados y generalmente está elevada a una cierta altura del suelo. Sus bordes están delimitados por barandillas y pretiles laqueados con cinabrio chino. Sobre el blanco piso del escenario se halla la plataforma de baile. Su tamaño es de poco más de 13 pies cuadrado y está cubierta con un damasco de seda de color verde. Dos pequeñas escaleras laqueadas de negro, una anterior y otra posterior, facilitan el acceso a la misma. En las decoraciones tradicionales se colocan dos grandes tambores de aproximadamente 1.20 metros de diámetro en la parte baja del escenario, decorados con llamas simbólicas.

El repertorio fijo del "bugaku" comprende unas sesenta piezas heredadas de tiempos antiguos. Estas obras se dividen en dos categorías según el estilo básico de las danzas y el lugar atribuido de origen. La primera de ellas se denomina "samai" o danzas de izquierda, e incluye las procedentes de China, India e Indochina, así como las danzas de estilo similar compuestas en Japón. Las danzas "samai", aunque generalmente de movimientos lentos y suaves, están llenas de elegancia, y sus intérpretes usan un vestuario rojizo. "Ranryo-o", "Shindeika", "Somakusha" y "Katen", son ejemplos de esta escuela.

La segunda se denomina "umai" o danza de derecha. Incluye las importadas de Corea y todas las compuestas según los modelos coreanos. Son, en su mayor parte, de carácter festivo y movimientos animados, y sus bailarines emplean vestimentas verdes. Ejemplos de ellas son "Bairo", "Nasori", "Genjoraku" y "Hassen".

En las danzas de izquierda los bailarines entran en el escenario por detrás del tambor decorado de la izquierda (a la derecha del escenario), mientras que en las danzas de derecha hacen lo propio por detrás del tambor de la derecha. La entrada y salida de los bailarines va siempre acompañada por música y constituye una parte integral de la interpretación.

Existe una segunda división importante en las danzas "bugaku", que abarca cuatro tipos según su contenido. El primero de ellos es "hiramai" o danzas ceremoniales. Generalmente son ejecutadas por dos o cuatro bailarines sin máscaras, vestidos con ropajes ceremoniales o de corte, y están compuestas de movimientos abstractos que desarrollan una sencilla trama. "Shundeika", mencionado anteriormente como ejemplo de danza de izquierda, pertenece a este grupo. Al segundo tipo corresponden las danzas militares o "bumai". Son también interpretadas por una o dos parejas y sus bailarines visten indumentarias guerreras de primorosa confección, simulando movimientos de lucha con espadas o lanzas. "Bairo" es un ejemplo típico de esta danza. El tercer tipo comprende las danzas de rápida evolución o "hashirimai", que comúnmente son ejecutadas por un solo bailarín con máscara y son de carácter mas bien fuerte. Algunos ejemplos son "Somakusha" y "Ranryo-o". El último tipo agrupa las danzas de niños o "dobu", compuestas para que las ejecuten estos. "Karyobin", que es una danza de izquierda y "hashirimai" se consideran "dobu" cuando las interpreta un niño.

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi