Onigiri (お握り)

por: Jordi Ferré

El onigiri (también llamado omusubi) es uno de los platos japoneses más conocidos, que consiste en una bola de arroz rellena de otros ingredientes, a la que se le suele dar forma triangular con la mano. De hecho, ambos nombres implican la acción que se lleva a cabo con ambas manos para su confección.

Los onigiris son fáciles de elaborar (solo se necesita un poco de arroz cocido y darle forma con la mano) y durante generaciones ha sido un alimento típico de cualquier salida al campo o de picnic. De hecho, en Japón casi es un elemento imprescindible para degustar, por ejemplo, bajo los cerezos en flor, en reuniones deportivas, o para ir a la montaña.

Además de hacértelos tu mismo, también se pueden adquirir fácilmente y por muy poco dinero en los konbini, donde es habitual encontrar una amplia selección de sabores por un precio de entre 80 y 125 円 (dependiendo del ingrediente), o incluso por menos si logramos adquirir algunos a punto de ser retirados de la venta. Estos onigiri están envasados (con un sistema abre-fácil) individualmente y pueden solucionar una comida improvisada o rápida.

Si nos remontamos en la historia de este plato, las bolas de arroz ya son mencionadas en el Genji Monogatari, una novela escrita hace 1000 años por Murasaki Shikubu. En una de las escenas las bolas de arroz moldeadas a mano (llamadas tonjiki en la novela) son apiladas en un túmulo y ofrecidas a los dioses durante una ceremonia en la corte imperial. Durante los siglos XV y XVI, los soldados que luchaban en las guerras civiles llevaban onigiri envueltos en largas hojas de palma, pues son ricas en proteínas gracias a la pasta de judías (miso) que llevaban en su interior y que posteriormente cocinaban utilizando su propio casco (jingasa) como recipiente.

Como ya he dicho, existen infinidad de tipos de onigiri distintos pues existen numerosos alimentos que combinan perfectamente con el arroz y que pueden utilizarse como "relleno". Para conseguir aún más variedad se pueden mezclar pequeños trozos de alimento con el arroz antes de cocinarlo. Los ingredientes combinan bien juntos, consiguiendo una comida ligera que es nutricionalmente equilibrada y colorida.

Actualmente casi siempre vemos los onigiri envueltos en alga nori, pero hace años esta era muy cara y por tanto poco habitual. Otra innovación moderna es la utilización de moldes de madera o plástico para darle formas kawai a las bolas de arroz, o el ponerse guantes de plástico para que no se pegue el arroz o simplemente por higiene, pero aún así hay entendidos que afirman que los onigiris más sabrosos son los hechos a mano de la forma tradicional, tal vez por que el cariño puesto en su elaboración les da un toque especial.

Para hacer oniogiris es necesario cocer el arroz como si fuéramos a hacer sushi y, mientras todavía está bastante caliente deben hacerse las bolas. Para ello es preciso humedecerse las manos con agua para que el arroz no se pegue. Si el arroz se enfría, los granos no se juntarán bien.

Para confeccionar unas bolas más sabrosas es necesario añadir un poco de sal, pues cuando ésta entra en contacto con el arroz húmedo en la superficie de la bola se disuelve y se extiende por todo el producto. Para añadir la sal se puede hechar un poco de sésamo blanco y sal en las manos antes de preparar la bola, o utilizar una salmuera de tres partes de agua por una de sal para humedecerse las manos.

Una vez humedecida la mano, debe llenarse un pequeño bol con el arroz cocido, colocando el arroz en la mano y presionándolo suavemente para que se agrupen bien los granos. Mientras se hace debe irse dando forma al onigiri hasta que todos los granos estén bien agrupados.

Con dos dedos se forma un hueco en el centro, introduciendo en él los ingredientes elegidos para el onigiri. Cubrir el hueco con arroz.

Colocar la masa de arroz en la palma de la mano i girar la bola con ambas manos dándole forma y presionando para hacer un triángulo (la forma habitual) o la forma que se desee. No debe presionarse demasiado para que el onigiri no quede demasiado compacto.

Finalmente corte el alga nori en rectángulos, colocando cada triángulo de arroz en un rectángulo de alga, y envolviéndolo en ella. A veces también se pone un poco más del ingrediente utilizado en la parte superior para podeer identificar el ingrediente del interior.

Los ingredientes más utilizados para realizar los onigiri son: salmón; cubos de atún sumergidos en caldo, mostaza salteada y en encurtido; una mezcla de carne picada y cocida de vaca y cerdo; atún marinado con mayonesa; bonito seco mezclado con queso…

Otros ingrediente no tan habituales pero que también se utilizan para rellenar los onigir son:

  • Okaka: bonito seco sazonado, por ejemplo, con sésamo o salsa de soja.
  • Yakitarako: huevas de bacalao a la parrilla hasta que estén hechas, después se deshacen.
  • Tori no karaage: pollo frito cubierto con mayonesa (un añadido moderno a una receta antigua).
  • Ume: encurtido de ciruelas ume, a las que se les quita las semillas. Los encurtidos de ciruela actúan como conservantes de alimentos, lo que explica por qué siempre se han tenido como algo ideal para tomar con als comidas.
  • Aojiso: encurtido de nabo blanco daikon, sazonado con hojas picadas de una planta llamada aojiso.

Para darle un efecto de color, pueden mezclarse pequeños trozos de salmón u otros ingredientes con el arroz antes de dar forma a las bolas.

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi