Mordisqueando Japón

Por Sarai Llamas. Artículo publicado originalmente en el blog de la autora, reproducido aquí con su permiso y el de Restaurante Samurai.

Estáis en Madrid, en Gran Vía o cerca del Palacio Real. Ha llegado ya la hora de comer o de cenar y, mira tú por donde, hoy os apetece que vuestro paladar disfrute de sabores que os trasporten al lejano Oriente y que vuestros ojos se deleiten con una presentación minimalista a la vez que bella. Pues si queréis yo os digo un sitio donde todo esto se podrá hacer realidad: en el Restaurante Samurai.

O quizás estéis en casa, sin ganas de poneros el delantal y preparar la cena, viendo vuestra serie favorita repantigados en el sofá o sufriendo con el infinito episodio de "El Jardín de los Sueños"... Pues no os preocupéis porque estos "Samurais gastronómicos" ¡tienen servicio a domicilio!

Pero veamos que nos cuentan sobre la gastronomía japonesa en general y sobre ellos mismos en particular.

¿Por qué os decidisteis por abrir un restaurante japonés en Madrid y a qué os dedicabais antes de abrirlo?

La historia de un proyecto no es fácil de contar, y más difíciles aún de expresar las emociones que entretejen los recuerdos cuando ha pasado más de una década…

Fue entre 1999 y el año 2000, cuando todavía viviendo en Japón, tomamos la decisión de venir a España ¡era toda una aventura! Habíamos asumido el reto de ser emprendedores y este era un proyecto muy personal. Nuestra tradición japonesa nos exigía el máximo compromiso con la excelencia y el respeto por lo que nos proponíamos, así que decidimos que un restaurante era el mejor espacio para reunir en él a quienes como nosotros, amaban la cultura japonesa, nuestro deseo era compartirla con esa nueva ciudad que llamaríamos HOGAR: Madrid.

El primer paso fue elegir el lugar, y lo encontramos en la Plaza de Santo Domingo, cerca del Palacio Real, la zona de los Austrias, la moderna Gran Vía y el centro de la ciudad. Una localización ideal que permitía contar con nosotros dentro de cualquier plan diario de exploración gastronómica. El segundo paso fue traer con nosotros a un Chef japonés de primer nivel con experiencia en cocina internacional, que contara con un equipo también japonés. Conformamos así un equipo de cocina capaz de reunir purismo y creatividad, sabores originales que nuestros clientes pueden disfrutar al explorar la carta de nuestro restaurante. Nuestra misión es crear un espacio de convergencia donde la cultura gastronómica del Japón esté representada, pero también un lugar donde nuestros clientes encuentren platos únicos, todos, confeccionados con ingredientes de primera calidad y bajo el máximo cuidado personalizado de nuestro chef y su equipo.

¿Pensáis que la cocina japonesa sea una de las más saludables?

En el sentido occidental, la comida japonesa es "sana", si se suma a un modo de vida "saludable", por supuesto. La experiencia de la comida japonesa es única, se basa en el equilibrio y armonía de los elementos, es una filosofía en sí misma, al menos para nosotros.

Ayudadnos un poco… ¿cómo debe ser el sushi para que sea un sushi óptimo?

Lo óptimo del sushi, además de la materia prima -que tiene que ser de primera calidad-, es su preparación. Nosotros tenemos a Kazuhiro Takahashi, un Chef extraordinario en cuyas manos el sushi se convierte en una obra de arte culinario… Pero la comida japonesa no es solo sushi, la cultura culinaria del Japón es mucho más compleja. Tienes que experimentarla y poco a poco ir conociendo cada uno de sus matices e intrincadas raíces… no puedes resumirla en una fórmula, esa es nuestra opinión.

Si tuvierais que idear un menú para niños… ¿qué platos incluiríais?

Como menú infantil recomendamos arroz, pollo y miso, pero bajo nuestra experiencia los niños y niñas disfrutan de los mismos platos que los adultos. Sin embargo, debemos confesar su preferencia por los platos variados y calientes, por ejemplo: tonkatsu, tori teriyaki y katsu don.

Con respecto a los palillos ¿qué es lo que nunca debemos hacer con ellos? ¿Nos dais un consejo para quedar bien en un restaurante japonés?

Respuesta dos en uno: NO CLAVAR LOS PALILLOS EN EL ARROZ, es un signo de descontento.

Y para conocerlos mucho mejor os dejo con un vídeo estupendo donde podréis sumergiros de lleno en la Experiencia Samurai.

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi