No creo que sea ninguna exageración decir que todo el mundo sabe que Japón es un país muy consumidor de té, e incluso que la mayoría sabe que el té más consumido es el té verde (en cualquiera de sus variedades), pero si todavía tenéis alguna duda, os recomiendo leer nuestro artículo sobre el Té verde japonés (日本茶).

Lo que tal vez no sepa tanta gente, es que en Japón el té verde no se toma tan solo como nosotros podríamos tomar café, y tampoco en momentos especiales como los británicos podrían tomar té (la famosa hora del té británica). La vedad es que los japoneses pueden tomar té a todas horas y con cualquier motivo, casi como nosotros podemos beber agua.

Ya hace bastantes años que en occidente se está introduciendo con fuerza el té verde japonés, como infusión para tomar en lugar del café (u otras variedades de té), como componente de bebidas refrescantes o energéticas (aunque en este caso suele tratarse de concentrados, aromas o extractos de té), pero hasta ahora no había ninguna bebida que realmente tuviera un verdadero parecido con las formas en que los japoneses toman el té verde, digamos "embotellado" (para diferenciarlo de las infusiones preparadas al instante).

¿Quién no conoce las famosas máquinas expendedoras de todo tipo de productos que hay por todo Japón? Pues bien, muchas de estas máquinas expendedoras están llenas de diversas variedades de té verde embotellado para tomar en cualquier ocasión. También es habitual encontrarlo así en los supermercados y los kombini para tomar a temperatura ambiente, refrigerado, o incluso caliente (el mismo producto puede encontrarse de todas estas formas).

Pues bien, si antes decíamos que "hasta ahora" no se podían encontrar bebidas de té de este tipo, es porque ahora ya es posible. De la mano de Umai-Cha, ahora podemos encontrar tres variedades de bebidas de té que, si bien están adaptadas al gusto occidental, podemos equipararlas totalmente a los refrescos de té japoneses, lo que ellos denominan "mutō-cha" (無糖茶), o té sin azúcar. Y es que uno de los grandes problemas de occidente es que los refrescos consideramos que deben llevar azúcar (y mucho), e incluso las bebidas que no llevan azúcar incluyen algún tipo de edulcorante. Las bebidas refrescantes japonesas de té no llevan azúcar ni edulcorantes añadidos... ni les hace falta.

Umai-cha es una compañía europea fundada por el francés Jean-Jacques Fredj, que a partir de té verde japonés importado directamente, prepara una infusión directa que gracias a un proceso aséptico, nos permite disfrutar de una bebida refrescante, sin conservantes, sin azúcar ni edulcorantes, muy beneficiosa para la salud, que puede tomarse en cualquier momento, y siempre conservando su frescor para disfrutar de una enriquecedora experiencia.

Al igual que hacen los japoneses, Umai-cha es adecuado para tomar en cualquier momento, incluso durante las comidas. Y es que nos puede relajar antes de dormir (hay variedades con menos teína adecuadas para este caso), o sus propiedades naturales nos permitirán reducir el desgaste muscular cuando hacemos deporte. Incluso nos puede ayudar a saborear más los alimentos, pues al contrario que las bebidas azucaradas, no satura las papilas gustativas, permitiendo distinguir mejor los diversos sabores de la comida. Y, evidentemente, al tratarse de una infusión, se mantienen las propiedades beneficiosas para la salud que generalmente asociaríamos solo con el té preparado en infusión al instante.

Umai-cha se presenta en tres variedades distintas:

Ryoku Cha (té verde))

Preparado a base de hojas del té verde conocido como Sencha, tiene un sabor menos amargo y más suave que las bebidas que se pueden encontrar en Japón (para acomodarlo a los gustos occidentales). Eso se consigue utilizando hojas de té ichibancha, las primera hojas que se recolectan en primavera, Estas hojas, como han estado menos expuestas a la luz solar (a veces incluso se tapan los campos con lomas para reducir la radiación solar que recibe la planta) tienen un gusto no tan amargo.

Houji Cha (té verde tostado)

Este té es de un color más oscuro a causa del proceso de tostado de las hojas. Es muy recomendable para acompañar las comidas, o incluso para tomar antes de ir a dormir, pues su contenido en teína es más bajo. En su sabor se nota un ligero regusto debido al tostado, y es muy suave y refrescante, pero conserva todo el fresco aroma del té verde.

Genmai Cha (té verde con arroz integral tostado)

Esta combinación le proporciona un aroma único, suave, y contiene menos teína que el té verde tradicional. Nos e sabe exactamente cómo surgió este tipo d té (que actualmente es bastante habitual), pero se teoriza que era el "té de los pobres", que añadían el arroz tostado para añadir sabor a un té que ya había perdido su aroma por no ser de la mejor calidad (y por tanto de menor precio).

Las tres variedades pueden encontrarse en formato de botella de 500 ml aptos para su consumo inmediato, o bien para llevar encima e ir bebiendo. Se pueden diferenciar gracias a unas etiquetas con un atractivo diseño minimalista en las que podemos leer claramente el nombre, pero que también podemos distinguir rápidamente por los colores.

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi