"El haiku de las palabras perdidas", una historia épica en la galaxia del sol naciente

fotografías de Jordi Ferré y Abel Alonso.

Andrés Pascual, escritor riojano que comenzó su andadura literaria con una exitosa novela sobre el conflicto tibetano llamada "El guardián de la flor de loto", acaba de lanzar al mercado su última obra, "El haiku de las palabras perdidas", una historia de amor y superación con el fascinante Japón como escenario y el debate nuclear como telón de fondo. La respuesta del público no se ha hecho esperar: en tan sólo mes y medio de vida, la novela está por su tercera edición en España y se está traduciendo en seis países.

Este viajero incansable, traducido a diez idiomas y que acumula un cuarto de millón de lectores con sus anteriores obras, pasó un mes recorriendo Japón en el verano de 2009 buscando una historia que contar. Y la encontró en el Museo de la Bomba Atómica de Nagasaki. "Desde que escuché las grabaciones con los testimonios de los supervivientes -afirma- supe que tenía que escribir acerca de lo que había ocurrido allí". Confiesa que paseando entre las grullas de papel que los visitantes dejan allí como símbolo de paz se dio cuenta de lo poco que sabemos sobre lo que ocurrió tras el estallido de la bomba de Nagasaki, y mucho menos sobre la impresionante reacción del pueblo japonés antes semejante tragedia. "Comprobé que los japoneses canalizaban lo ocurrido de forma positiva, tratando de extraer un aprendizaje, sin generar ningún tipo de odio".

De inmediato comenzó a escribir una historia mediante dos tramas paralelas, una del pasado y otra del presente que terminan fundiéndose en una sola. La primera se desarrolla en Nagasaki, en Agosto de 1945. Kazuo, un muchacho occidental afincado en Japón, y Junko, la bella hija de una diseñadora de arreglos florales, han acordado encontrarse en una colina para sellar su amor adolescente. Minutos antes de que llegue la hora, la bomba atómica convierte la ciudad en el peor de los infiernos. La segunda transcurre en Tokio, en la actualidad. Emilian Zäch, un arquitecto suizo cuya vida se está desmoronando, asesor de Naciones Unidas y defensor de la energía nuclear, conoce a una galerista de arte japonesa obsesionada con encontrar al antiguo amor de un familiar.

A través de estas dos historias paralelas y de su sorprendente encuentro final, Andrés Pascual teje un estremecedor canto a la paz, la espiritualidad y el amor, con el tono de su primera novela "El guardián de la flor de loto" pero con una madurez de estilo que trasluce el esfuerzo desarrollado durante los dos años que le ha llevado escribirla. De hecho, el terremoto de Marzo de 2011 y la posterior tragedia de Fukushima le sorprendieron corrigiendo el último borrador. Como cuenta en la nota de autor que encabeza la novela, "lo que no podía imaginar, tras dieciséis meses de escritura, era que un terrible terremoto estaba azotando a ese país que se había convertido en mi verdadero protagonista, y que con ello se reavivaba el debate nuclear que yo había suscitado desde la pura ficción". Afirma que incluso se planteó dar marcha atrás, pero la historia merecía ser contada. Había surgido del amor por una cultura y de un compromiso: que el recuerdo de las bombas no se desvaneciera entre justificaciones y silencios.

La Embajada de Japón en España avala el mensaje de la novela. En su presentación oficial el pasado día 6 de Octubre en Madrid, la Agregada Cultural adjunta Sra. Akawa y el Jefe de Prensa Sr. Kishi acompañaron a Pascual, reconociendo públicamente que quedaba patente el cariño con el que se hablaba de la cultura la tradición japonesas y el rigor con el que trataba un tema tan delicado.

Para saber más, puede visitarse la web del autor. En ella pueden encontrarse galerías fotográficas de los escenarios reales de la novela y un video de 7 minutos sobre el Making-of del proceso creativo del libro. Como afirma de forma rotunda, "es el primer <<cómo se hizo>> de una novela", una idea sin duda novedosa y que ayudará a los lectores a comprender lo que pasa por la mente de un escritor cuando está gestando una historia.

Andrés Pascual también está presente de forma muy activa en las redes. En su web hay enlaces directos a su página de Facebook y Twitter, los cuales atiende de forma personal..

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi