¿El mejor Salón de la historia?

por: J-Sensei

No lo digo yo, pero sí que lo he escuchado decir a algunas personas. Incluso la nueva directora del Salón, Meritxell Puig, ha destacado que este Salón ha sido mejor que el anterior en casi todos los aspectos y que se han alcanzado los objetivos más ambiciosos. De hecho, desde que se trasladó a Fira de Barcelona, cada año venimos escuchando la misma tonada: más gente, más espacio, más expositores, más ventas, más actividades, mejor que el anterior... pero en un mundo en que a fuerza de tener siempre "el mejor de la historia" de todo, personalmente creo que la palabra a perdido totalmente su sentido, y se debe plantear esta afirmación en base a otros parámetros, probablemente más subjetivos y poco o nada demostrables con números (como mínimo con los números que oficialmente da la organización). Y esto es lo que trataré de mostraros a continuación.

Si hubiera de dar mi opinión de forma sencilla diría que ha sido un Salón mejor en algunos aspectos, pero peor (y a veces incluso mucho peor) en otros. Por tanto no puedo dar una valoración de conjunto especialmente positiva, y mucho menos calificarlo como el "mejor de la historia".

En la parte positiva, cabe decir que, a pesar del miedo que inicialmente daba el cambio a últimas hora de la política de acceso, cargándose una costumbre muy arraigada como el "salir y volver a entrar" (por mucho que nunca se dijo que podía hacerse) por una serie de motivos que a mí todavía no me han acabado de convencer, al final no se han producido problemas remarcables en el acceso. De hecho incluso se podría decir que este fue más fluido de lo habitual. Se podría suponer que, tanto hablar de respetar los aforos, al final se han vendido menos entradas, pero dicen que ha sido al contrario, que han asistido más de 148.000 personas (142.000 el año anterior), aunque estas 6.000 persones de diferencia, teniendo en cuenta el día adicional de esta edición, representaría que la asistencia diaria ha sido inferior a la del año anterior.

También ha sido muy positivo que las mesas en las zonas de descanso, habituales o generalmente improvisadas, se han repartido mucho mejor, descongestionando así zonas de paso como las escaleras, o el Palacio 1 (donde en años anteriores se concentraba la casi totalidad de mesas para descansar). De todas formas, el tan repetido aumento de espacio, con la inclusión del Palacio 3.1, no se ha notado apenas, pues a pesar de ser una de las áreas de descanso más extensas, casi siempre ha estado desierta (o casi).



También en relación con la afluencia de gente, se debe mencionar que la distribución del espacio dedicado a los expositores, que esta vez estaban colocados de forma mucho más amplia, facilitaba el paso de la gente, a veces tanto, que daba la impresión general de que todos los días la zona estaba más vacía que otros años. Si, los expositores se han distribuido por una zona más amplia, pero pese a su aumento en número (212 contando fanzines, foodtrucks, y expositores institucionales, lo que representa un aumento del 9% respecto del año anterior), la impresión general era que había menos.

Y como uno de los puntos más positivos no podemos olvidarnos de hablar del escenario de la Plaça Univers. Esta vez la zona cubierta ha crecido mucho es escenario también era más grande, y nadie se veía afectado por la presencia del sol, como ha sucedido otros años. Han habido algunos pequeños problemas técnicos que nunca se pueden evitar totalmente, pero la calidad de las actuaciones ha sido buena, y los tiempos se han respetado bastante, sobre todo teniendo en cuenta lo que ha sido habitual otros años.

En el apartado de actividades también ha habido más, pero tal vez más de repetidas, y menos de realmente interesantes. Y la desaparición de espacios como los talleres de cocina macrobiótica de ESMACA y otras secciones que ya parecían habituales de la sección El Espíritu de Japón, no han contribuido a que mi valoración global sea positiva, aunque no puede decirse tampoco que sea uno de los aspectos negativos del Salón. En relación a esto, lo que sí es un aspecto realmente negativo es la distribución de las salas de conferencias. La Sala de Actos ha ganado mucho al subir a la planta 2.1, ya que así evita uno de los principales problemas que consideraba tenía cuando estaba en el Palacio 2, junto a los expositores, el ruido de fondo. Ahora la que ha salido perdiendo es la Sala de Actos 2 (este año denominada Sala Espíritu de Japón), que ha de sufrir un nivel de ruido mucho más elevado que otros años, sobre todo cuando coincide un acto con una clase o demostración en el Espacio de Movimiento.

Otro de los aspectos que considero más negativos de este año es que no hubiera un lema "unificador", como ha habido desde que se trasladó a Fira de Barcelona (La cocina en el manga, el deporte en el manga, literatura y manga,...). Si , es cierto, había unos temas unificadores, pero diferentes para cada sección, con lo que todos han acabado perdiendo fuerza.

También debería poner en la parte negativa una adición de este año que prometía ser muy positiva, pero que ha acabado en desastre: la sección de Robótica. De entrada, la sala de actos correspondiente pecaba de los mismos problemas de ruido que ya he mencionado anteriormente, sobre todo por la presencia a pocos metros del robot que hacía música (y muy machacona, hasta provocar dolor de cabeza). También se ha querido hacer una difusión especial entre las escuelas que fueron al Salón el jueves y el viernes, pero en general, excepto una de ellas, no he visto ningún tipo de interés real entre los asistentes por estar allí, desinterés en parte reforzado por unas explicaciones más propias de una presentación en una feria especializada en que se buscan clientes, en vez de charlas amenas que pudieran atraer la atención de la juventud (y del público en general). Posiblemente la que realizó Ro-botica fue la más acertada (seguramente por su experiencia de cara al público en general).

Lo que considero que no sale del agujero en que caen cada año son las exposiciones, Y este año se ha visto agravado por el hecho de que había menos (en la zona del Palacio 2, donde siempre había varias, este año solo había una muy pequeña), y un problema crónico, que es su concepción (especialmente después de ver lo bien hechas que están las exposiciones del Salón del Cómic). Una sucesión de paneles, a veces con una iluminación del todo inadecuada para lo que se está mostrando, donde se muestra información que puede ser muy interesante, pero que con la presentación desanima a apreciarla en todo su valor.


Si alguno de los representantes del Salón llega a leer esta valoración, a nivel personal les recomendaría que siguieran el camino actual por lo que respecta a aforos, distribución de espacios comerciales, escenario e invitados, pero que tratasen de mejorar en el tema de las exposiciones (no tanto sobre su contenido si no sobre su presentación), y sobre todo, en el tema de las salas de actos. Al principio la sala de actos principal estaba situada en una sala cerrada y aislada del ruido ambiente, situada a medio camino entre los Palacios 2 y 2.1. Volver a usarla sería una gran idea, y si existieran más salas como esta, utilizarlas también. Tal vez no atraerían tanto a los asistentes despistados "que pasaban por allí", pero los que asistieran tendrían una experiencia mucho más enriquecedora.

En definitiva, un Salón que solo puede presumir de haber sido "el más largo de la historia", pero en el que todavía ahy muchas cosas que mejorar. Veremos que sucede el próximo año, en el que el Salón se celebrará del 1 al 4 de Noviembre, aunque todavía no se puede saber si será en la misma ubicación (yo creo que el sitio, siguiendo la línea actual, todavía es adecuado durante bastantes años), o se trasladará a Fira 2, un emplazamiento con mejores condiciones, pero más alejado (aunque bien comunicado) del centro de Barcelona,

Hora local/japonesa

Segueix-nos a:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descobrir Japó


Àlbum de fotos


Vídeos recomanats


logo de Creative Commons Tots els continguts propis d´aquesta pàgina tenen una llicència Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Els materials referencials o de tercers no estan inclosos en aquesta llicència i mantenen la seva propietat original.

Pàgina dissenyada per J-Estudi