Nota: el suiseki, a pesar de no tener aparentemente nada que ver con los bonsái, filosófica y conceptualmente están muy relacionados, motivo por el cual hemos incluido este artículo en la sección de Bonsái & Ikebana.

Todas las fotografías que ilustran este artículo corresponden a suisekis de la colección particular del autor. Si queréis más ejemplos de suisekis, podéis visitar http://bonsaimania.com/suiseki_fotos.htm donde encontraréis diversos enlaces a las galerías de fotos de las diversas exposiciones en que ha participado la Asociación Española de Suiseki (AES).

Suiseki (水石)

por José Manuel Blázquez, presidente de la Asociación Española de Suiseki (AES)

Un suiseki literalmente en japonés es una piedra (seki) de agua (sui), es decir, una piedra, generalmente pequeña, expuesta sobre un recipiente con agua.

Como sucede con el bonsái, el arte del suiseki se originó en China, donde desde la antigüedad existe la tradición de colocar piedras, de una belleza especial, sobre algún tipo de pedestal, tratando de evocar islas, montañas, paisajes, etc., generalmente asociadas a mitos religiosos orientales (budismo, taoísmo, etc.).

El suiseki tal y como lo conocemos en la actualidad, a través de Japón, no es más que la adaptación de esas tradiciones chinas a los usos y costumbres japoneses, siendo los acuñadores (los japoneses) de la mayoría de los nombres con los que se conocen las diferentes clasificaciones en las que se dividen los suiseki.

Una de las características principales de un auténtico suiseki es que éste haya sido modelado exclusivamente por la erosión de las fuerzas de los diferentes agentes naturales (el agua, el viento, el mar, etc.), es decir, que no tenga ninguna intervención artificial sobre su modelado, no así sobre su aspecto final o pátina, en la que se permite algún tratamiento mínimo que sirva para potenciar y resaltar algunos detalles.

Generalmente para realzar su belleza y valor, los suiseki se exponen sobre una base de madera tallada llamada daiza (soporte hecho a medida) o sobre una bandeja, con agua o con arena, llamada suiban, de forma solitaria o acompañando a un bonsái en un tokonoma.

Podríamos decir que una roca posee una belleza especial en función de:

  1. sus colores, textura y/o pátina,
  2. el equilibrio de sus formas,
  3. y finalmente su poder de sugestión,

Estas características son las que nos sugerirán algún paisaje conocido de la naturaleza (montaña, valle, río, cascada, glaciar, etc.), algún objeto (casa, etc.), algún animal (rana, caballo, etc.) o alguna figura humana (monje, mujer, etc.) y a su vez nos haga sentir sentimientos (tranquilidad, paz, etc.), lo que nos lleva a los conceptos del wabi y sabi (muy relacionados con el espíritu del bonsái y de los que ya hablaremos), a los que habría que añadir el yugen y el shibui.

Los suiseki se pueden clasificar siguiendo varios criterios: color, lugar de origen, forma, con dibujos, etc., aunque quizás la manera más habitual sea por sus dibujos (de flores, hojas, hierbas, luna, sol, etc.) y por sus formas. Todos los nombres usados en su clasificación indican algún concepto estético y/o filosófico difícil de traducir, por lo que conviene que los aficionados los aprendan y usen directamente en japonés:

  1. · montañas (yama-gata-ishi) de uno, dos, tres o más picos, lejanas o cercanas.
  2. · islas (shimagata-ishi) solitarias con bordes que recuerdan paisajes costeros.
  3. · costas con suaves playas (isogata-ishi) o con acantilados abruptos, escarpados y azotados por el viento (iwagata-ishi).
  4. · cascadas o saltos de agua (taki-ishi) en forma de lámina, líneas finas o secas.
  5. · torrentes, riachuelos o ríos (keiryu-seki) encajados en barrancos.
  6. · lagunas (mizutamari-ishi) entre montañas o simplemente lagos.
  7. · mesetas (dan-seki) con diferentes escalonamientos.
  8. · cavernas (dokutsu-ishi), refugios (yadori) o túneles (domon-ishi).
  9. · objetos, como barcas (funagata-ishi), casas (yagata-ishi), cabañas con tejado (kuzuya-ishi), puentes (hashi-ishi), etc.
  10. · animales (dobutsu-seki), tales como: peces (uogata-ishi), pájaros (torigata-ishi), insectos (mushigata-ishi), etc.
  11. · antropomorfas (sugata-ishi): monjes, campesinos, mujeres, buda, etc.

Tanto la palabra "ishi" como el sufijo "-seki", significan roca o piedra, y son empleados para crear nuevas palabras que denominan nuevos tipos o variantes de suiseki.

En la mente de un principiante hay muchas posibilidades, pero en la mente de un experto hay pocas.
Shunryu Susuki

José Manuel Blázquez es el presidente de la Asociación Española de Suiseki y habitualmente escribe artículos sobre suiseki en la revista Bonsái Autóctono. Si queréis más información sobre el suiseki podéis visitar la página de Facebook http://www.facebook.com/suiseki o enviarle un mail a jose_blazquez@bonsaimania.com.

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi