Casa Batlló Loves Japón

La Casa Batlló de Barcelona es uno de los edificios diseñados por Antonio Gaudí más emblemáticos de la ciudad condal. Y es bien sabido que este es uno de los arquitectos más conocidos y queridos por los japoneses, cosa que se refleja en el gran número de turistas de esta nacionalidad que visitan la ciudad y sus edificios más representativos. En el caso concreto de la Casa Batlló, el pasado año un 4% de su casi un millón de visitantes procedían de Japón. Y para celebrarlo, agradecer su buena acogida y, sobre todo, para tender puentes culturales entre ambos países, Casa Batlló ha iniciado la campaña "Casa Batlló loves Japón", dentro del marco de la cual el pasado lunes tuvo lugar una Ceremonia del Té llevada a cabo por el Bloque de Chugoku Este de la Sección Joven de Urasenke Tankokai.

El evento, para el que Descubrir Japón sorteó tres invitaciones dobles entre los que participaron en un concurso organizado a través de nuestro twitter, tuvo lugar el lunes 19 de septiembre a partir de las 19:00 h. En primer lugar se pudo disfrutar de la visita completa de la Casa Batlló, una magnífica muestra del modernismo catalán, y en la planta noble de la cual, más específicamente en su patio modernista, tuvo lugar posteriormente la ceremonia del té, llevada a cabo por miembros del Bloque de Chugoku Este de la Sección Joven de Urasenke Tankokai, encabezados por la maestra Manami Torigoe que se encargó de dar las explicaciones necesarias, y utilizando cuencos creados por miembros del propio grupo, como el maestro ceramista Hideaki Kimura.

Como demostración de una Ceremonia del Té estuvo muy bien, dentro de las limitaciones propias de este tipo de demostraciones, pues la ceremonia del té más pura debe tener lugar en un entorno muy especial y con muy pocos asistentes, algo imposible en estas demostraciones que, comparativamente, podría decirse que son multitudinarias.

Inicialmente se sirvió un dulce inspirado en el mar Mediterráneo que baña la costa de la ciudad y a continuación el té preparado por los miembros del grupo. Posteriormente se pudieron admirar más de cerca algunos de los elementos que se utilizan para la ceremonia, y finalmente a la salida los asistentes fueron obsequiados con unas trufas de la conocida pastelería nipona Ochiai, ubicada en la ciudad condal desde hace muchos años.

Como explicó la maestra Manami Torigoe, la celebración "representa el concepto de Ichigo-Ichie, un encuentro único. La ceremonia del té recuerda e invita a saborear el momento justo cuando conoces a alguien por primera vez, porque ese instante sólo pasa una vez en la vida".

Sin embargo, la organización pecó de algunos pequeños grandes fallos que deslucieron un poco todo el evento. Así, la ubicación de las sillas, en filas en vez de hacer un semicírculo, hizo que en algunos casos no se pudiera ver completamente bien lo que sucedía sobre el tatami, a lo que hay que añadir que al parecer no hubo suficientes sillas para todos los invitados y se escuchó alguna protesta por parte de algún invitado que llegó demasiado justo a la ceremonia. Otro problema fueron las explicaciones dadas por la maestra Manami Torigoe, que al no verse apoyadas por ningún medio técnico, fueron casi totalmente ahogadas por el ruido del tráfico que llegaba hasta el patio desde una demasiado próxima calle (calle que tiene uno de los volúmenes de tráfico más grandes de la ciudad).

Pero aún con todos los inconvenientes, una ceremonia magnífica, interesante y que tuvo lugar en un marco incomparable como es la Casa Batlló.

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi