Historia de las telas japonesas

Japón ha sido durante muchos siglos un país cerrado al resto del mundo. Así su cultura y sus artes han ido pasando de generación en generación casi intactas, representando en muchas ocasiones para el mundo occidental costumbres y objetos de deseo, alimentado por el halo de misterio que los envolvía.

Entre los elementos que más han llamado la atención a los occidentales se encuentran las complejas indumentarias japonesas, de las que el kimono es la más conocida, pero que también incluyen los imponentes trajes de los samuráis, los aparentemente sencillos trajes de los monjes, los frescos yukatas veraniegos……

Estas prendas, deben su fama no sólo a los estudiados diseños, sino también a sus maravillosos tejidos, cuyos materiales, técnicas colores y diseños estaban llenos de secretos significados, comunicación invisible para los profanos.

Todo lo anterior, ha tenido como resultado que los tejidos japoneses hayan sido muy codiciados en el mundo occidental: las sedas pintadas a mano para los kimonos más formales, los intrincados diseños de los brocados, o los tan variados colores y motivos de las telas de algodón.

Bingata, Kasuri, Yuzen, shibori, técnicas de hilado o decoración de tejidos japoneses que han seducido a los más prestigiosos diseñadores de moda.

La historia y evolución de las telas japonesas

Gracias al auge de las llamadas "Japonerías" en la Europa de principios del siglo XX, los occidentales buscaron la forma de tener en sus manos las telas japonesas que comenzaron a llegar y conocerse a este lado del mundo de la mano de los más aventureros comerciantes de la época. Seda, poliéster, rayón o algodón estampado con diferentes motivos tradicionales nipones eran las que más llamaban la atención a las clases adineradas de entonces, y esto se reflejó en un aumento exponencial de la exportación de telas de Japón gracias a su apertura comercial con el resto del mundo a partir de 1853.

Sin embargo, la vida y costumbres occidentales eran muy diferentes a las japonesas, lo que derivó en el "descubrimiento" de multitud de nuevos usos para estos nuevos tejidos, que fueron colonizando ámbitos que anteriormente les estaban vedados, pasando de los roperos de los nobles y los templos a los salones, dormitorios y casas de verano de la burguesía europea. De este modo, de los estudios de diseñadores, tanto japoneses como europeos, han ido saliendo hasta la actualidad nuevos artículos para decoración y hogar como cojines o cortinas, complementos, prendas de vestir, bolsos de mano y de viaje, y un largo etcétera que continúa hoy en día en desarrollo.

De entre todos los nuevos artículos fruto de la fusión entre culturas, han tenido un gran auge en los últimos tiempos los bolsos japoneses.

Bolsos japoneses muy a la moda

Aunque sin duda alguna la prenda más tradicional japonesa que todo el mundo conoce es el kimono, lo cierto es que la moda se hace eco de los bolsos japoneses por su carácter y diseños espectaculares. Y es que estos bolsos no se pueden considerar como un complemento más de moda sino como una verdadera obra de arte.

Tal vez por sus estampados tan maravillosos o por su comodidad y ligereza a la hora de llevarlos, lo cierto es que estos bolsos son cada vez más deseados y todo el mundo quiere tener uno. Están realizados con telas muy coloridas, modernas y divertidas, como las lonetas de algodón estampadas, o en ocasiones con las más tradicionales, que evocan ese espíritu tradicional japonés, como los brocados. Afortunadamente, hay algunas tiendas online donde se puede adquirir uno de manera sencilla, como Japonerias.com, que tiene diferentes bolsos hechos en España pero con telas importadas directamente desde Japón, con formas y estilos muy variados.

Bolsos japoneses para todos los estilos

En la actualidad, la moda ha ido evolucionando y los diseños también, y desde Japón llega una nueva moda que se asocia con un estilo fresco, divertido y muy juvenil, y se conoce como moda "kawaii". Este estilo japonés está muy popularizado en occidente y tiene que ver con lo tierno y adorable, y se puede distinguir muy bien de qué se trata gracias a la famosa Hello Kitty o al conejo Miffy, que aparece en las tarjetas de crédito de algunos bancos de Japón. Este y otros estilos se reflejan en los diferentes tipos de bolsos japoneses, desde los bolsos de mano de tamaño "mini" hasta los XL que podrás meter todo lo que necesites y presumir de diseño. Igualmente, también hay bolsos con estampados muy diferentes que tienen su propio sello nipón y que rápidamente podrás identificar, como sakura, que es la flor del cerezo, pandas, espigas o dragones.

Fotos: Japonerias.com

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi