Hachikō (ハチ公)

Hachikō es un nombre muy conocido incluso para aquellos que no conocen demasiados detalles sobre Japón. Mostrado como un icono de la lealtad perruna, su historia ha dado la vuelta al mundo y ha sido inmortalizada de diversas formas, incluso como película (hay una versión japonesa de 1987 titulada "Hachikō monogatari" (ハチ公物語), y posteriormente Hollywood hizo lo propio con una película protagonizada por Richard Gere).

Hachikō es un perro de raza akita que nació en Odate (Prefectura de Akita) el 10 de Noviembre de 1923, y a principios de 1924 fue regalado al profesor Ueno Eisaburō, del Departamento de Agricultura de la Universidad de Tōkyō. Su nombre le viene del hecho de que sus patas delanteras estaban un poco desviadas, tomando una forma parecida al kanji de ocho (hachi).

Su leyenda empezó por el hecho de que siempre acompañaba a su amo hasta la estación, y después lo iba a buscar cuando este regresaba, y siguió haciéndolo igualmente durante nueve años después de la inesperada muerte de su amo a causa de un ataque al corazón mientras daba clases. Ese día el profesor no regresó, pero el animal siguió yendo a buscarlo cada día… hasta su muerte en marzo de 1935.

La esposa del profesor, Yaeko, al no estar legalmente casada, tuvo que regresar a su hogar a la muerte del profesor, cosa que algunos han visto como un signo de que no le gustaba el animal, quien quedó solo, aunque no desamparado pues era muy conocido entre la gente que frecuentaba la zona de la estación de Shibuya, y cuidaron de él, he incluso decidieron hacerle una estatua de bronce pagada gracias a una suscripción popular. Durante la Segunda Guerra Mundial la estatua original se fundió para hacer armas, pero poco después de finalizada la guerra, en 1948, la volvieron a forjar.


Noticias Relacionadas

Hachik ō finalmente se reúne con su amo

En el 80 aniversario de la muerte del famoso Hachiko, este magnífico perro consiguió reunirse finalmente con su amo, al menos en forma de escultura de bronce. La escultura muestra a Hachiko saludando a su amo, Ueno Hidesaburō, y ha sido instalada en la Universidad de Tōkyō, donde el Sr.Ueno era profesor de ingeniería agrícola. La estatua mide 1.90m de altura y pesa 280kg, y está situada muy cerca de la entrada al campus de la Facultad de Agricultura. El coste ha sido sufragado por donaciones de particulares y empresas, llegándose a reunir 10 millones de yenes (+80.000 euros).

La familia de Hachiko reunida

Tras 90 años separados, en una ceremonia celebrada el pasado 19 de Mayo en el cementerio tokyota de Aoyama finalmente se reunieron las cenizas de Ueno Yaeko, esposa de Ueno Hidesaburo, el amo del famoso perro Hachiko. Tras la muerte del profesor sus restos fueron enterrados en su pueblo natal de la Prefectura de Mie, pero una parte fue enterrada también en el cementerio de Aoyama, en una tumba erigida por sus estudiantes. Su esposa Yaeko murió en 1961 y fue enterrada por separado pues no estaban legalmente casados, cosa que no evito que vivieran juntos pese a la oposición de sus familias. Ahora finalmente descansan ambos en la misma tumba, junto al cenotafio dedicado a Hachiko que se erige junto a la lápida de la tumba.

Hora local/japonesa

Segueix-nos a:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descobrir Japó


Àlbum de fotos


Vídeos recomanats


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi