Daruma (達磨)

Los muñecos Daruma, también conocidos como Dharma, son un objeto tradicional japonés, vacío por dentro y que representa a Bodhidharma, el fundador de la secta zen del budismo. El modelo más habitual está pintado de rojo y representa que tiene barba, pero realmente hay diversas variantes tanto en color como en diseño, básicamente dependiendo de la región, del objetivo o del artista. Se considera un omocha (juguete con una función), pero realmente tiene una gran carga simbólica, de forma que se le utiliza más como talismán de la buena suerte. Es un símbolo de perseverancia y de buena suerte, y por lo tanto es un regalo de ánimo habitual. Finalmente, mucha gente lo compra como símbolo para conseguir un objetivo (incluso algunos partidos políticos antes de unas elecciones).

Características principales

El nombre de daruma es una contracción de Bodai Daruma, su nombre japonés correcto, y como el Bodhidharma de la leyenda, no tiene ni piernas ni brazos, está sentado en posición de meditación, y observa con grandes ojos sin párpados. Si le damos un golpe de lado, vuelve a su posición erguida, como un tentetieso, de forma que se ha convertido en un símbolo del optimismo, la buena suerte y la más decidida determinación. De hecho, cuando se habla de daruma o se le representa en libros, estandartes, cartas, etc., suele escribirse la frase Nanakorobi Yaoki, que significa "cáete siete veces, levántate ocho".

Se le puede encontrar de muchos tamaños distintos, pero la más habitual es un poco más grande que un balón. Y aunque los daruma representan a un hombre, en algunos casos los artistas han creado darumas femeninos, denominados ehime daruma.

El color rojo más habitual se supone que se debe al color de las vestimentas de los sacerdotes, pero se los puede encontrar en cinco colores distintos, cada uno simbolizando un objetivo distinto.

  • Los daruma rojos son para la buena suerte
  • Los daruma púrpura son para la salud y la longevidad
  • Los daruma amarillos son para la seguridad y la protección
  • Los daruma dorados son para la riqueza y la prosperidad
  • Los daruma blancos son para el amor y la harmonía

Los ojos del daruma no están pintados, tan solo hay dos redondas sobre dimensionadas donde debería haber los ojos. Cuando se recibe un daruma, se supone que quien lo recibe debe pensar en un objetivo, y mientras lo hace pintar uno de los ojos del daruma, que a partir de entonces servirá como recordatorio del objetivo. Sobre qué ojo debe pintarse hay disparidad de opiniones, algunos dicen que es igual cuál pintes, mientras que otros afirman que el primer ojo que debe pintarse es el izquierdo. Cuando el objetivo se cumple, es preciso pintar el otro ojo del daruma, para cumplir la promesa que implícitamente le hicimos al pintar el primer ojo deseando conseguir ese objetivo.

El pelo facial es una representación simbólica de dos animales conocidos en las culturas asiáticas por su longevidad: la grulla y la tortuga. Las cejas tienen forma de grulla, y el pelo de las mejillas parece el caparazón de una tortuga. Hay quine dice que originalmente la tortuga era en realidad una serpiente o un dragón, que se podía ver formando el bigote y el pelo de las mejillas, pero se cambió a la tortuga para enfatizar aún más la longevidad, ja que, como dice un refrán japonés "La grulla vive 1.000 años, la tortuga 10.000".

Sobre el lugar en el que debemos colocar el daruma mientras alcanzamos nuestro objetivo, hay quien dice que debe ser un sitio relacionado con el objetivo en sí, y hay quien debe ser en el templete que las familias japonesas suelen tener en casa.

Historia

Como ya hemos dicho, los muñecos daruma representan al sacerdote Bodhidharma, un sabio que recorrió China y Japón entre los siglos V y VI. A Bodhidharma se le considera el fundador del Budismo Zen en Japón, y las leyendas dicen que alcanzó la iluminación, o satori, después de estar meditando siete años en una cueva (otras versiones dicen que mirando una pared en el templo Shorinji de China). Durante este tiempo no movió ni los ojos ni las extremidades. Siguiendo con la leyenda, como resultado de esta inactividad, las extremidades de Bodhidharma se agostaron y cayeron. Otra leyenda dice que, furioso por que durante su meditación se durmió, Bodhidharma se cortó los párpados (se dice que los párpados, al caer, dieron lugar a las primeras plantas de té verde de la China, pero esta es otra leyenda).

Su popularización como símbolo de buena suerte se originó parcialmente en Darumadera, en la ciudad de Takasaki, en la prefectura de Gunma, cerca de Tōkyō. Según parece, el fundador del templo quería hacer un talismán de Año Nuevo que representara a Bodhidharma, de forma que los fieles guardasen este talismán para conseguir fortuna y prosperidad, y para protegerse de los accidentes y las desgracias. Estos amuletos era tradicional quemarlos al año siguiente justo antes de comprar otros nuevos (todavía se hace), cosa que representaba un problema por el elevado número que se requerían cada año. El noveno sacerdote principal del templo, Togaku, a inicios del período Meiwa (1764-72) encontró la solución para conseguir solucionar este problema. Hizo moldes de madera del daruma, y explicó a los fieles como podían hacerlos ellos mismos, de forma que a partir de entonces eran los feligreses los que, utilizando estos moldes, hacían sus propios daruma de papel-mâché, cosa que contribuyó aún más a popularizarlos.

En qué momento el daruma llegó a conseguir mantenerse siempre de pie, no se sabe con certeza, pero a mediados del siglo XIX ya era así. También en esa época había llegado a alcanzar una gran popularidad en la zona, seguramente por que la mayor parte de la población dependía de la producción de seda, en la que una buena producción requería mucha suerte.

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi