Sarubobo (さるぼぼ)

El sarubobo es un amuleto básicamente asociado con la población de Hida-Takayama (Pref.Gifu). Se trata de un muñeco pequeño de color rojo con forma humana, pero sin ningún rasgo facial y que puede adoptar muchos formatos distintos, desde muñecos de peluche a colgantes para móvil, pasando por imanes de nevera, y cualquier otra posibilidad de comercialización. Tradicionalmente las abuelas los confeccionaban como muñecos para sus nietos y como talismanes para sus hijas, para que tuvieran un matrimonio feliz, con hijos sanos.

Etimológicamente, el término sarubobo juega con las palabras, como tanto les gusta a los japoneses. La traducción más literal que podríamos hacer sería bebé mono. En japonés saru significa mono (猿), pero también marchar (去る), mientras que bobo significa bebé en el dialecto de Hida-Takayama. El doble significado de saru hace que el amuleto sea rojo, pues los monos tienen la cara roja al nacer, al igual que los bebés (bobo), pero tienen la función de alejar los males gracias a su significado de marchar (nota: debe tenerse cuidado dónde se dice la palabra "bobo", pues si bien en el dialecto de Hida-Takayama significa bebé, en la zona de Kyūshū y en las prefecturas de Fukuoka y Miyazaki, se utiliza para referirse a los genitales femeninos).

Así pues, el significado implícito en su nombre implica tres tipos de protección: protección contra las cosas malas (saru – las hace marchar), una familia feliz y una buena pareja (猿 también se puede leer como "en", como en kanai en-man, que significa casa con armonía, y en ryo-en, que significa buena pareja), y finalmente también favorece los partos sin complicaciones (los monos apenas presentan complicaciones al dar a luz).

El hecho de que los sarubobo no tengan rasgos faciales no está demasiado claro, pero dicen que como originalmente estaban hechos por familiares, aprovechando telas viejas de kimono, no era necesario ser demasiado preciso en la representación. Otra explicación dice que de esta forma el propietario puede imaginársela mejor, de forma que siempre muestre su cara actual. Finalmente, una última interpretación dice que así, cuando el mal se refleja en ella, queda atrapada, alejando su influencia del protegido por el amuleto.

Como suele suceder en estos casos, actualmente se ha convertido en un souvenir muy vendido en la zona, y se ha extendido a todo tipo de productos (incluso se pueden encontrar Doraemons o Hello Kitty vestidos como un sarubobo). También se han inventado variantes de distintos colores para cumplir otros deseos (como ha sucedido también, por ejemplo, con los manekineko):

  • Sarubobo azul – para tener suerte en los estudios y el trabajo
  • Sarubobo rosa - para tener suerte en el amor
  • Sarubobo verde - para tener suerte en la salud
  • Sarubobo amarillo - para tener suerte con el dinero
  • Sarubobo negro – para alejar la mala suerte

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi