Jinrikisha (人力車)

El jinrikisha, más conocido internacionalmente por el término que utilizaban los ingleses a causa de un a mala pronunciación, rickshaw, es un carro de dos ruedas tirado por una persona, capaz de transportar una dos personas. De origen japonés, su popularidad se exportó a muchos países de Asia, donde a veces todavía se utiliza, aunque en Japón actualmente tan solo se use ya como reclamo turístico.

Sus orígenes no están nada claros, pero su invención se atribuye a un samurai paralítico que vivía en Kyōto alrededor de 1868, y quería viajar más cómodamente que con los palanquines que se utilizaban entonces. Otra posibilidad es que fuera inventado en 1870 por Akiha Daisuke, de Tōkyō, pero en cualquier caso, la primera petición oficial que consta para la fabricación de un vehículo como los jinrikisha la realizó por aquella misma época un tal Takayama Kosaku. Por las mismas fechas también se concedieron permisos similares a nombre de Izumi Yosuke y Suzuki Tokujiro. Los extranjeros que empezaron a vivir en Japón en aquella época sin embargo, tenían su propia versión, en la que atribuyen el invento a un americano llamado Goble, a quien se le atribuye sugerir la idea del vehículo.

Lo inventara quien lo inventara, este nuevo vehículo se volvió rápidamente muy popular, y miles de jinrikisha recorrían las calles de Tōkyō (en 1901 llegaron a ser 41.000 vehículos y 43.000 conductores dedicados a ello) pues era un medio de transporte cómodo y barato, que permitía a los trabajadores no cualificados, muchos recién llegados del campo, a ganarse la vida (de hecho algunos podían llegar a ganar más que un funcionario menor por un día de trabajo). Y su popularidad siguió en aumento hasta que la llegada de los medios de transporte de gran capacidad como los tranvías, aún más baratos, los fueron desplazando. Actualmente en Japón todavía pueden encontrarse numerosos jinrikisha para visitar algunos sitios emblemáticos y ofrecer un nuevo aliciente a los visitantes.

Dentro de la historia del jinrikisha pueden destacarse algunas historias de héroes que eran conductores de estos vehículos. Los dos más conocidos se llamaban Mukōbata y Kitaga, y en mayo de 1891 salvaron la vida del entonces Zarevich (el futuro Zar) de un intento de asesinato con espadas. Parece que la gran recompensa que recibieron a cambio tanto de la monarquía japonesa como de la rusa fueron tratadas de forma muy distinta por ambos, uno aprovechándola de forma inteligente, y el otro dilapidándola al dedicarse a la mala vida.

Inicialmente los jinrikisha eran una estructura de metal colocada sobre unas ruedas de madera, en la que los pasajeros se sentaban en un duro banco de metal. Posteriormente se utilizaron ruedas de caucho y unos cojines o asientos acolchados mejoraron la comodidad del pasajero.

La palabra jinrikisha podría traducirse como "vehículo tirado por un hombre fuerte", a pesar que como palabra ha sido muy maltratada idiomáticamente, incluso por los propios japoneses, que le llamaban simplemente jinriki. Del término rickshaw, que es el que se ha popularizado en todo el mundo, ya hemos hablado. Incluso en algunos diccionarios ingleses se llegó a denominar "jennyrickshaw".

Hora local/japonesa

Síguenos en:

logo de Facebook logo de Twitter logo de Google+
logo de Wordpress logo de YouTube logo de Flickr

Canal Descubrir Japón


Álbum de fotos


Vídeos recomendados


logo de Creative Commons Todos los contenidos propios de esta página tienen una licencia Creative Commons Attribution-NonComercial-ShareAlike 3.0 Unsuported License.
Los materiales referenciados o de terceros no están incluidos en esta licencia y mantienen su propiedad original.

Página diseñada por J-Estudi